Crónica del Maratón de París 2016

El Maratón de París comenzó mucho antes del 1 de abril de 2016, esa es la fecha de la llegada a la ciudad, ciudad que nos recibió fría y lluviosa, no quería darnos pistas para el día de la carrera.

Domingo día 3, suena el despertador a las 5:40 de la mañana, lo apago rápido, los nervios de la carrera hace un rato que me despertaron, trato de no despertar a Diana que aún duerme y tiene un día difícil por delante (si correr el maratón es duro, ser parte del grupo de animación no lo es menos), me doy una ducha para terminar de despertarme y activar el cuerpo, no soy muy maniático, pero en estos casos me gusta tener mi ritual y vestirme despacio, hacer las cosas con calma, sin prisa, a las 6:30 estoy totalmente preparado, doy vueltas en silencio dentro de la ridículamente pequeña habitación del hotel para esperar que sea un poco más tarde y bajar a tomar un café.

Salida del maratón de París

En este maratón vamos de vip’s, tenemos una carpa asignada con multitud de servicios, y a las 7:20 más o menos salimos el grupo que compartimos hotel camino de la misma para encontrarnos con el resto del grupo, es un paseo corto, pero los nervios y la emoción nos acompañan en cada paso, si ya de por si me cuesta estar callado, en momentos así se me dispara la lengua fácilmente, así que vamos charlando y haciendo bromas, a las 7:30 llegamos al punto de encuentro y nos juntamos con Gon y al poco aparece Lucas, le veo despedirse de Alma y no puedo dejar de acordarme de mi primer maratón a su lado (primera carne de gallina de la mañana).

Si quiere continuar leyendo la crónica de mi segunda maratón >>

Running y mujer: Nuestra cadera marca nuestra técnica de carrera

La técnica de carrera es fundamental para tener una carrera eficiente y prevenir lesiones y otros problemas. En este caso, con “Técnica de carrera” nos referimos a la forma de correr que tiene cada uno y, específicamente, a la que tenemos las mujeres.

Por supuesto, la técnica de carrera que cada uno adopta depende de las características biomecánicas y antropométricas, así como de la fuerza que tienen los músculos que intervienen en el gesto deportivo, por ello es algo muy personal. Sin embargo las mujeres tenemos una característica que nos diferencia de los hombres que podemos marcar como punto general: nuestra cadera.

La cadera de la mujer es más grande debido a que está diseñada para tener hijos. Esto hace que se requiera mayor fuerza en los músculos estabilizadores del core, lumbares y los extensores de cadera para prevenir lesiones lumbares y en las rodillas. Llevar la cadera en una posición adecuada (neutra, en ligera retroversión) es fundamental para reducir el impacto en rodillas y lumbares.

Por ello, es importante conocer las necesidades que nuestra técnica de carrera requiere para poder evitar lesiones ya que, nuestra cadera es más difícil de controlar y tiende a moverse hacia una posición en anteversión, la cual daña las lumbares y aumenta el impacto en las rodillas.

Es importante no solo que la cadera se mantenga en ligera retroversión gracias al trabajo abdominal, sino que, también, se fortalezcan los flexores de cadera, para que estos nos permitan correr elevando ligeramente las rodillas, lo que favorece un apoyo debajo del cuerpo o ligeramente por delante, el cual reduce el impacto.

Para conseguir una adecuada técncia de carrera, te recomendamos los siguientes ejercicios:

  1. Realizar ejercicios de abdominales isométricos: es fundamental que en estos ejercicios nos concentremos en colocar la cadera en retroversión notando la tensión en el abdominal y nunca en las lumbares. Intenta trabajar diferentes posiciones para tonificar de forma global. (Plancha boca abajo y plancha lateral)
  2. Realiza ejercicios de fortalecimiento de glúteos e isquiotibiales, nos ayudan a mantener el equilibrio en la cadera y a sujetarla mejor en carrera, ya que son músculos que trabajan mucho debido, en gran parte, al tamaño de la cadera. (zancadas y el puente)
  3. Realiza ejercicios de tonificación global, fortaleciendo cuádriceps, flexores de cadera y tren superior, en ejercicios en los que se impliquen diferentes grupos musculares a la vez nos ayuda a mejorar nuestro equilibrio corporal. (ejercicio de maratón global, sentadillas a una pierna y skiping)

Combina estos  3 tipos de ejercicios y realízalos, al menos, 2 días en semana, a ser posible, tras un pequeño calentamiento.

Seguimos sumando pasos para cambiar el mundo.

#sumandopasosxacambiarelmundo

Si quieres entrenar con Soraya o estás interesada en alguna de las actividades relacionadas con este post haz click aquí